La boda de Blanca y Borja

Después de casi año y medio sin poder celebrar, este julio estuve en una boda muy especial. La disfruté tanto que por eso os quiero contar todos los detalles. Como muchas otras parejas, les ha costado cielo y tierra cuadrar todo, pero al final lo consiguieron, y fue un día increíble.
Blanca y Borja se conocieron en un festival en Valencia, ella iba con su hermana y él con un amigo. "Se acercaron a hablar con nosotras y así empezó todo. Justo esa semana me habían seleccionado para un trabajo en Estados Unidos así que, desde un principio y durante varios años, nuestra relación fue a distancia." En un principio iban a casarse en marzo de 2021, pero debido a las restricciones que se impusieron, tuvieron que posponer la boda al 4 de julio de 2021.
Blanca llevó un diseño espectacular de Aleste. Debido al cambio de fechas, el vestido también tuvo una serie de modificaciones. La novia lo detalla así: "Desde el inicio quería un diseño elegante que se pudiera transformar tras la ceremonia. La fecha inicial de la boda era marzo, así que pensamos en un dos piezas: el vestido y un abrigo con espalda en forma de capa. Partiendo de una idea inicial, fuimos diseñando el vestido poco a poco durante las pruebas. El vestido fue confeccionado en crepe de seda corte evasé con cola, con escote en pico, sin mangas y espalda descubierta. Cuando estaba casi terminado, me enamoré de una tela que me enseñó Alicia, así que al vestido le añadimos una doble capa de red con pasamanerías de piedra natural, y bordaron el cuerpo a mano con el mismo dibujo de ¨palmeras¨. El abrigo fue confeccionado en crepe de seda, con la espalda bordada y cola 3 metros rematada con volante final de mikado de seda, del mismo material de las mangas. Al posponer la boda, tuvimos que transformar algo el abrigo, dejándolo abierto por delante y cambiando las mangas iniciales por otras más cortas. Así, llevé el abrigo durante la ceremonia y el cóctel, con el pelo recogido. Y para la comida hice un cambio de ¨look¨, me quité el abrigo y me solté el recogido en una coleta." En cuanto al maquillaje, Pablo Luna de Diorbeauty fue quién se encargó de dejarle deslumbrante. Durante el año pasado hicieron varias pruebas, en las que empezaron por un diagnóstico de su piel, y como prepararla poco a poco para la fecha. Otro día hicieron la prueba de colores para los ojos, y en las siguientes ya probaron todo en conjunto. Del peinado se encargó Paloma Barba, según cuenta Blanca "llevé un recogido durante la ceremonia y el cóctel, que se transformó en una coleta cuando me quité el abrigo, para la comida. Está transformación de recogido a coleta condicionó como sería el recogido, ya que tenía que dejar una forma bonita en el pelo una vez se soltara". Las joyas son muy especiales para Blanca, para este día llevó el anillo que le regaló Borja cuando le pidió matrimonio, y que él mismo diseñó junto con su joyero de confianza. Los pendientes fueron el regalo de pedida. A ella le encantan los pendientes largos y tenía claro que quería que tuvieran esa forma para la boda, a su vez le hacía ilusión que fuera algo que luego pudiera gastar a diario. De ahí diseñaron, una vez más junto a su joyero, unos pendientes desmontables conformados por un rosetón y un chorrillo que termina en una piedra de ángel. Su "algo prestado" fue un anillo Art Deco con un rubí ovalado que era de su abuela. A Blanca le costó mucho entontrar el tocado perfecto "lo encargué unas pocas semanas antes de la boda. Acudí a La Perfecta Julieta, donde diseñaron para mí un tocado muy especial, con forma de tiara por delante, y decoraciones laterales, de donde ramificaban unas flores hacia la parte trasera de la cabeza." Los zapatos que escogió fueron unos Jimmy Choo con un glitter muy fino de color rosa empolvado. Su ramo es de Flores Feliu acompañado de una medalla de los Desamparados de mi marca Posdatalola.
Borja estaba muy elegante, su chaqué es de CF Sastrería.
La ceremonía religiosa se celebró en una emblemática Iglesia de Valencia, San Juan del Hospital. Blanca detalla así la parte de la música "mi amiga María es música, y desde siempre ha dicho que ella organizaría la música de mi ceremonia. Y así fue: tuvimos el lujo de poder contar con dos cantantes de ópera, Vicente Antequera (Barítono) y Ohla Viytiv (Soprano), acompañados de un cuarteto de cuerda. María me recomendó la canción de entrada, una canción totalmente desconocida, pero con la que me sentí identificada nada más escucharla. La canción era Zdes´ Khorosho (Qué bonito es estar aquí), de Rachmaninov."
Más tarde el convite tuvo lugar en la masia de Campo anibal, personalmente es uno de los mejores lugares de Valencia para celebrar cualquier tipo de evento. Tienen cocina propia y el lugar es precioso. Primero disfrutamos de un delicioso aperitivo. Cuando entramos al salón las lámparas estaban decoradas con flores muy carascterísticas de esta época, a los novios se les veía felices. La hermana de la novia hizo un discurso que a todos nos dejo sorprendidos. Más tarde pasamos a la parte de la fiesta, los novios abrieron el baile con la canción de "Something stupid" de Frank Sinatra. Después disfrutamos de un grupo de música flamenco que Blanca tenía contratado desde que supo que se casaba, Desandar. Al terminar el grupo flamenco, Alkilaudio fue la empresa encargada de que lo dieramos todo en la última parte de la boda. La celebración termino con un precioso castillo de fuegos artificiales que nos dejo a todos boquiabiertos. Para acabar me gustaría agradecerles a los novios el día tan bonito que nos regalaron, este año más que nunca necesitabamos este chute de felicidad. Habéis sido unos valientes y salió todo precioso. Os queremos.
Todas las fotografías son de Foto l'equip y el video de Iván Oliver.

Comments

Popular Posts