Cuando la felicidad puede hasta con el calor

Este va a ser el segundo post que escribo sobre un evento organizado por mi y por las personas que me rodean. Tengo miles de ganas de contaros al detalle cada una de las cosas que elegimos para este día tan especial, así que como el post anterior os iré explicando parte por parte. 


LA NOVIA

Desde muy pequeña me ha gustado todo lo referente con el mundo nupcial. Con cinco años ya tenía claro que celebraría la pedida. A esta edad recuerdo que siempre paraba en un escaparate de la Gran Vía Marqués del Turia (donde se encuentra mi edificio favorito de Valencia), y me quedaba contemplando un vestido a lo estilo María Antonieta y pensaba  “ese es el que llevaré el día antes de mi boda”. Más adelante, con mi abuela Lola, paraba todos los domingos en un callejón donde había un vestido de novia precioso a observarlo. Me acuerdo que ella intentó conseguir una fotografía para que siempre lo tuviera guardado.

Cuando me senté con mi madre a pensar cómo sería de verdad mi vestido de novia tenía clara dos cosas: 1. Sería una línea muy sencilla pero a su vez elegante. 2. Llevaría algo nuevo, algo viejo, algo prestado y algo azul. Así que nos pusimos en manos de Luis Rocamora. Desde el primer momento remarque que quería llevar el vestido de mi abuela de alguna forma, así que decidimos que fuese el fajín, dándole la máxima importancia. El tejido que escogí para el traje fue un crepe sencillo de color blanco. También quería que fuera de manga tres cuartos y con la espalda abierta con puntilla alrededor. Al final del proceso fue Luis quien me aconsejo que le pusiera la misma puntilla de la espalda en los puños, y quedó perfecto. Para la Iglesia decidí llevar una cola más larga, siempre me han encantado. Mi algo prestado fue el velo de mi madre y mi algo azul, más bien verde mint, las sandalias de Eneshoes. Los rosetones que llevé son regalo de mis suegros, me los dieron el día de la pedida. El ramo es de Atelier de la flor.

Para el maquillaje tenía claro que quería una línea sencilla pero a su vez que remarcara los rasgos faciales como los ojos y las cejas. Así que elegí a la mejor, Lorena Guzman. En cuanto al peinado, aunque en la prueba salí indecisa, el día de la boda decidí hacerme una trenza de espiga. Ana de Bigudies fue quien me peinó.

En las fotos previas llevé una bata y un camisón de color rosa de Diseño 2 lencería.

















 














EL NOVIO

Mario se hizo el chaqué en Silbon, el chaleco es de Hackett y la corbata de Gamberry. Los zapatos son de Farrutx. Unos días antes le regalé los gemelos con sus iniciales y los tirantes de Soloio. No es porque sea mi marido, pero estaba guapísimo. 











 



LA IGLESIA

Además de pararme a ver vestidos de novia con mi abuela otra cosa de las que hacía los domingos era ir a misa, concretamente a la Iglesia Santa Catalina. Se trata de un edificio muy emblemático de estilo gótico situado en pleno centro de Valencia con un campanario muy característico. A Mario también le encanta, así que nos decantamos por ella y fue una ceremonia muy emotiva. 
 Para la música tenía claro que queríamos coro con solista acompañado del órgano, así que quién mejor sino que Cristina de Algo nuevo, prestado yazul para cantar en un día tan importante. Cuando Cris me envío el repertorio y vi que cantaban Góspel le pedí por favor que al finalizar, cantasen la versión de “Stand by Me” de la boda de Megan y Harry. Todos los invitados me dieron la enhorabuena de lo bien que lo hicieron.  Tanto los misales como los abanicos los elegí y diseñé yo.







 




























LA MASÍA, EL CATERING Y LA DECORACIÓN

En un principio Mario y yo nos queríamos casar rodeados de campo y de huerta valenciana, así que nos pusimos en manos de Catering cinco quienes conocen a la perfección todas las fincas y masías de Valencia. Primero visitamos una preciosa, pero con un plan B que no nos acababa de convencer. La última a la que fuimos fue a la Masía de San Antonio de Poyo, donde nada más entrar quedamos totalmente enamorados. En ese mismo momento decidimos que ahí celebraríamos el convite y fue sin duda la mejor elección. Para mi lo más importante es que tanto el plan A como el B quedaran preciosos y que los invitados comieran muy bien.

El convite decidimos hacerlo en el jardín. De la decoración floral se encargó Atelier de la Flor. A nosotros nos encantan las flores silvestres así que diseñamos un centro que fuera acorde con la mantelería que escogimos para que tuviese una sintonía junto con las bombillas de verbena de verano iluminando las mesas.





















LA FIESTA Y MÚSICA ESCOGIDA

La fiesta era otro de los puntos clave de la boda así que nos pusimos en manos de los mejores, Audioprobe. Siempre digo que ellos consiguieron que el calor fuera más llevadero y es que sin Carlos Pérez no hubiera sido posible. Además de toda la iluminación y equipo de audición que montaron, sin este súper dj los invitados no hubieran aguantado desde las 12 hasta las 6 en la pista de baile. Y no es porque sea mi boda pero es la vez que más llena he visto una zona de baile. 

Nuestra entrada al convite Gotye + Avicci Levels




Ramo de la novia para mi hermana The story of my life 


Primer ramo para mi mejor amiga Coldplay A sky full the stars



Segundo, tercero y cuarto ramo mejor amigo de Mario y dos primas El baile Izal







Apertura del baile con mi padre Can't take my eyes off you seguida de Revolución sexual
Durante un par de horas Risbox fue quien se encargo del fotomatón de la boda.












 



 MOMENTOS ESPECIALES
En la boda hubieron muchos momentos que recuerdo con mucha ternura pero sin duda me quedo con el baile sorpresa que me prepararon mis amigas. Mi madre siempre me dice "¡cuánto color pusieron en la boda!".




 



LOS DETALLES
Quién me conoce sabe que soy una persona muy detallista. El estampado de flores liberty siempre ha sido mi favorito así que tanto los misales de la boda como los abanicos y alpargatas de la boda tenían este estampado tan característico. 
La madre de Mario es diseñadora de joyas, para este día le hizo mucha ilusión regalar a las mujeres los pendientes Jane, súper monos para verano, los podéis encontrar en su web. También nos ayudó a diseñar las preciosas invitaciones de la boda ¡es una artista!





 LAS FOTOGRAFÍAS Y EL VÍDEO
La fotografía es mi debilidad. Me encantan las fotos, sobre todo las del pasado. Para mi era muy importante que fueran de calidad y que captaran todos los momentos de forma espontánea. Así que elegimos a Senchermés y a Videalstudio. Y estamos súper felices con el resultado de ambos. Os los recomiendo al 100%.

AGRADECIMIENTOS
Volvería a repetir 2018 con los ojos cerrados. Sin duda le agradezco a mi madre toda la ayuda y cariño que puso para que fuera el mejor día de nuestras vidas. Y es que el pasado 14 de julio la felicidad pudo con el calor, porque cuando algo se hace con amor no hay nada que pueda estroperlo. Espero que os guste.



Y que el fin del mundo nos pille bailando...



Posdatalola



Comments

Post a Comment

Popular Posts